et|icon_grid-2×2|

La Verdad sobre los Edulcorantes Artificiales

et|icon_comment|

Written by LinaNutriFit

On febrero 17, 2019

Dado que el azúcar añadido no es saludable, se han inventado varios edulcorantes artificiales para replicar el sabor dulce del azúcar. Ya que prácticamente no tienen calorías, a menudo se comercializan como productos para bajar de peso. Sin embargo, a pesar del aumento del consumo de estos edulcorantes y de los alimentos dietéticos en general, la epidemia de obesidad solo ha empeorado.

La evidencia con respecto a los edulcorantes artificiales es bastante mixta y su uso es controvertido.

Este artículo revisa los edulcorantes artificiales, incluidos sus efectos sobre el apetito, el peso corporal y el riesgo de enfermedad relacionada con la obesidad.

Diferentes tipos y su dulzura

Muchos edulcorantes artificiales con diferentes estructuras químicas están disponibles. Todos son increíblemente efectivos para estimular los receptores de sabor dulce en tu lengua. De hecho, la mayoría son cientos de veces más dulces que el azúcar. Algunos, como la sucralosa, tienen calorías, pero la cantidad total necesaria para proporcionar un sabor dulce es tan escasa que las calorías que se ingieren son insignificantes.

Algunos edulcorantes bajos en calorías se procesan a partir de ingredientes naturales y no cuentan como «artificiales». No están cubiertos en este artículo, pero incluyen la stevia endulzante natural y sin calorías, así como alcoholes de azúcar como el xilitol, el eritritol, el sorbitol y el manitol.

Efectos sobre el apetito

No solo comes alimentos para satisfacer tus necesidades energéticas, también buscas que los alimentos sean gratificantes.

Los alimentos endulzados con azúcar desencadenan la liberación de sustancias químicas y hormonas en el cerebro, parte de lo que se conoce como la vía de recompensa de alimentos. La recompensa de alimentos es crucial para sentirse satisfecho después de comer e involucra algunos de los mismos circuitos cerebrales que las conductas adictivas, incluida la adicción a las drogas.

Aunque los edulcorantes artificiales proporcionan un sabor dulce, muchos investigadores creen que la falta de calorías impide la activación completa de la vía de recompensa de los alimentos.  Esta puede ser la razón por la que los edulcorantes artificiales están relacionados con un aumento del apetito y los antojos de alimentos azucarados en algunos estudios.

Las imágenes de resonancia magnética (IRM) en cinco hombres mostraron que el consumo de azúcar disminuyó la señalización en el hipotálamo, el regulador del apetito de su cerebro.

Esta respuesta no se observó cuando los participantes consumieron aspartamo, lo que sugiere que es posible que el cerebro no registre que los edulcorantes artificiales tengan un efecto saciante. Esto implica que la dulzura sin las calorías puede llevarte a querer comer más alimentos, lo que aumenta la ingesta total de calorías.

Sin embargo, en otros estudios, los edulcorantes artificiales no afectaron el apetito o la ingesta de calorías de otros alimentos.

Dulzura y antojos de azúcar

Otro argumento en contra de los edulcorantes artificiales es que su dulzor extremo y antinatural alienta los antojos y la dependencia del azúcar. Esta idea es plausible, considerando que las preferencias de sabor pueden entrenarse con la exposición repetida. Por ejemplo, se ha demostrado que reducir la sal o la grasa durante varias semanas conduce a una preferencia por niveles más bajos de estos nutrientes.

Si bien esto no está probado específicamente con respecto a los edulcorantes artificiales, la hipótesis parece probable. Cuantos más alimentos dulces comas, más los desearás. 

Impacto en el peso corporal

Varios estudios sobre edulcorantes artificiales encontraron que las bebidas endulzadas artificialmente están relacionadas con el aumento en lugar de la pérdida de peso.

No obstante, los efectos de los edulcorantes artificiales sobre el peso corporal también se han estudiado en numerosos ensayos controlados, que proporcionan pruebas más sólidas.

Muchos estudios clínicos han concluido que los edulcorantes artificiales son favorables para el control del peso. por ejemplo, un importante estudio realizado en 18 meses con 641 niños de 4 a 11 años, los que tomaron 8.5 onzas (250 ml) de una bebida endulzada artificialmente ganaron significativamente menos peso y grasa que los niños que consumieron una bebida azucarada.

Otra revisión de 15 ensayos clínicos encontró que reemplazar las bebidas azucaradas con versiones endulzadas artificialmente puede resultar en una pérdida de peso moderada de alrededor de 1.8 libras (0.8 kg), en promedio. Otras dos revisiones llevaron a hallazgos similares.

Por lo tanto, la evidencia de estudios controlados sugiere que los edulcorantes artificiales no causan aumento de peso e incluso pueden ser ligeramente efectivos para perder peso.

Efectos sobre la salud metabólica

La salud es más que el peso de tu cuerpo.

Algunos estudios observacionales relacionan los edulcorantes artificiales con un mayor riesgo de afecciones metabólicas como la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas y el síndrome metabólico.

Aunque los estudios observacionales no pueden probar causa y efecto, los resultados son a veces bastante asombrosos. Por ejemplo, un estudio encontró que un alto consumo de bebidas no alcohólicas dietéticas estaba relacionado con un riesgo 121% mayor de diabetes tipo 2. Otro estudio observó que estas bebidas estaban asociadas con un riesgo 34% mayor de síndrome metabólico.

Esto es apoyado por un estudio sobre los efectos de los edulcorantes artificiales en ratones y seres humanos. Asociaba los edulcorantes con la intolerancia a la glucosa y una alteración de las bacterias intestinales.

Se sabe que las bacterias en intestino, la flora intestinal o microbioma, es increíblemente importante para la salud.

Se debe estudiar más a fondo si los edulcorantes artificiales causan problemas al alterar las bacterias intestinales, pero parece que puede haber algún motivo de preocupación. 

En conclusión 

El consumo de edulcorantes artificiales no parece causar aumento de peso, al menos no a corto plazo.De hecho, reemplazar el azúcar con edulcorantes artificiales puede ser útil para reducir el peso corporal, aunque solo un poco.

Si usas edulcorantes artificiales y estás sano, feliz y satisfecho con los resultados que está obteniendo, no hay necesidad de cambiar nada.

Sin embargo, si experimentas antojos, mal control de la glucemia u otros problemas de salud, evitar los edulcorantes artificiales puede ser una de las muchas cosas a considerar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like…

¿Qué es el índice glucémico y cómo usarlo a tu favor?

¿Qué es el índice glucémico y cómo usarlo a tu favor?

El índice glucémico es una herramienta que se utiliza a menudo para promover una mejor gestión del azúcar en sangre. Varios factores influyen en el índice glucémico de un alimento, incluida la composición de nutrientes, el método de cocción, la madurez y el nivel de...

Niños quisquillosos para comer o Picky Eaters

Niños quisquillosos para comer o Picky Eaters

Lo has intentado todo: el chantaje, la súplica, las nuggets de pollo con forma de dinosaurio. Y aún así, tu niño no come. No estás solo. Los niños pequeños son conocidos por su selectividad cuando se trata de comida. Si bien puedes pensar que estás solo en la lucha...

Leche de vaca y lácteos: ¿Buenos o malos para tu salud?

Leche de vaca y lácteos: ¿Buenos o malos para tu salud?

La leche de vaca es un alimento básico diario para muchas personas, y lo ha sido durante milenios. Si bien sigue siendo un alimento popular, estudios recientes sugieren que la leche puede tener efectos nocivos en el cuerpo. Otras investigaciones, sin embargo, señalan...

css.php