et|icon_grid-2×2|

¿Puede nuestra alimentación prevenir el Cáncer?

et|icon_comment|

Written by LinaNutriFit

On septiembre 21, 2018

Lo que comemos puede afectar drásticamente muchos aspectos de nuestra salud, incluido el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.

 

Se ha demostrado que el desarrollo del cáncer, en particular, está muy influenciado por la dieta.

 

Muchos alimentos contienen compuestos beneficiosos que podrían ayudar a disminuir el crecimiento del cáncer y hay varios estudios que muestran que una mayor ingesta de ciertos alimentos podría estar asociada con un menor riesgo de la enfermedad.

 

Este artículo profundizará en la investigación y analizará 10 alimentos que pueden reducir el riesgo de cáncer.

 

 

1. Brócoli

 

El brócoli contiene sulforafano, un compuesto vegetal que se encuentra en las verduras crucíferas y que puede tener potentes propiedades anticancerígenas.

 

Un estudio de probeta mostró que el sulforafano redujo el tamaño y la cantidad de células de cáncer de seno hasta en un 75%.

 

Un análisis de 35 estudios mostró que comer más vegetales crucíferos se asoció con un menor riesgo de cáncer colorrectal y de colon.

 

Aunque no se ha analizado el efecto del brócoli en humanos directamente  brócoli en tu alimentación puede traer grandes beneficios incluido la prevención del cáncer.

 

2. Zanahorias

 

Varios estudios han descubierto que comer más zanahorias está relacionado con un menor riesgo de ciertos tipos de cáncer.

 

Por ejemplo, un análisis se centró en los resultados de cinco estudios y concluyó que comer zanahorias pueden reducir el riesgo de cáncer de estómago hasta en un 26%.

 

Otro estudio encontró que una mayor ingesta de zanahorias se asoció con un 18% menos probabilidades de desarrollar cáncer de próstata.

 

Un estudio analizó las dietas de 1,266 participantes con y sin cáncer de pulmón. Descubrió que los fumadores actuales que no comían zanahorias tenían tres veces más probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón, en comparación con los que comían zanahorias más de una vez por semana.

 

Intenta incorporar zanahorias en tu dieta como un snack saludable o un delicioso acompañamiento unas varias veces por semana para aumentar su ingesta y reducir potencialmente el riesgo de cáncer.

 

 

3. Frijoles

Los frijoles son ricos en fibra, lo que según algunos estudios puede ayudar a proteger contra el cáncer colorrectal.

 

Un estudio siguió 1.905 personas con una historia de tumores colorrectales, y se encontró que los que consumieron más cocido, frijoles secos tienden a tener un menor riesgo de recurrencia del tumor.

 

De acuerdo con estos resultados, comer unas pocas porciones de frijoles cada semana puede aumentar la ingesta de fibra y ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer.

 

4. Bayas

 

Las bayas tienen un alto contenido de antocianinas, pigmentos vegetales que tienen propiedades antioxidantes y pueden estar asociados con un riesgo reducido de cáncer.

 

 

En un estudio en humanos, 25 personas con cáncer colorrectal fueron tratadas con extracto de arándano durante siete días, lo que redujo el crecimiento de las células cancerosas en un 7%.

De manera similar, otro estudio con animales demostró que al dar a las ratas un extracto de bayas, se inhibía varios biomarcadores de cáncer.

 

Con base en estos hallazgos, incluir una porción o dos de bayas en tu dieta todos los días puede ayudar a inhibir el desarrollo del cáncer.

 

5. Canela

 

La canela es bien conocida por sus beneficios para la salud, incluida su capacidad para reducir el azúcar en la sangre y aliviar la inflamación.

 

Además, algunos estudios en tubos de ensayo y en animales han descubierto que la canela puede ayudar a bloquear la propagación de las células cancerosas.

 

Un estudio de probeta descubrió que el extracto de canela podía disminuir la propagación de las células cancerosas e inducir su muerte.

 

Incluir 1 o 2 cucharaditas (2-4 gramos) al día de canela en tu dieta puede ser beneficioso para la prevención del cáncer, y puede incluir también otros beneficios, como reducción del azúcar en la sangre y disminución de la inflamación.

6. Nueces

 

La investigación ha descubierto que comer nueces puede estar relacionado con un menor riesgo de ciertos tipos de cáncer.

 

Por ejemplo, un estudio analizó las dietas de 19,386 personas y descubrió que comer una mayor cantidad de nueces se asociaba con un menor riesgo de muerte por cáncer.

 

Otro estudio siguió a 30,708 participantes durante 30 años y descubrió que comer nueces regularmente se asociaba con una disminución del riesgo de cáncer colorrectal, pancreático y endometrial.

 

 

Por ejemplo, las nueces de Brasil tienen un alto contenido de selenio, lo que puede ayudar a proteger contra el cáncer de pulmón en aquellos con bajo nivel de selenio.

 

De forma similar, un estudio con animales mostró que la ingesta de nueces en ratones disminuyó la tasa de crecimiento de las células de cáncer de mama en un 80% y redujo el número de tumores en un 60% (24).

 

Estos resultados sugieren que agregar una ración de nueces a tu dieta todos los días puede reducir su riesgo de desarrollar cáncer en el futuro. Recuerda que la porción es de 1 cucharada sopera.

 

 

7. Aceite de oliva

 

El aceite de oliva está cargado de beneficios para la salud, por lo que no es de extrañar que sea uno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea.

 

Varios estudios incluso han encontrado que una mayor ingesta de aceite de oliva puede ayudar a proteger contra el cáncer.

 

Una revisión masiva conformada por 19 estudios mostró que las personas que consumieron la mayor cantidad de aceite de oliva tenían un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama y cáncer del sistema digestivo que aquellos con la ingesta más baja.

 

Otro estudio analizó las tasas de cáncer en 28 países de todo el mundo y descubrió que las áreas con una mayor ingesta de aceite de oliva tenían tasas reducidas de cáncer colorrectal.

 

Intercambiar otros aceites en tu dieta por aceite de oliva es una manera simple de aprovechar sus beneficios para la salud. Puedes rociarlo sobre ensaladas y vegetales cocidos, o intenta usarlo en tus marinados para carne, pescado o aves de corral.

 

 

8. Cúrcuma

 

La cúrcuma es una especia conocida por sus propiedades promotoras de la salud. La curcumina, su ingrediente activo, es un químico con efectos antiinflamatorios, antioxidantes e incluso anticancerígenos.

 

 

 

Un estudio analizó los efectos de la curcumina en 44 pacientes con lesiones en el colon que podrían haberse vuelto cancerosas. Después de 30 días, 4 gramos de curcumina al día redujeron el número de lesiones presentes en un 40%.

 

 

También se ha demostrado que la curcumina es efectiva para desacelerar el crecimiento de las células de cáncer de pulmón, mama y próstata en otros estudios de probeta.

 

Para obtener los mejores resultados, consume 2-3 cucharaditas (1-3 gramos) de cúrcuma molida por día. Úsalo como una especia para agregar sabor a los alimentos y combínalo con pimienta negra para ayudar a aumentar su absorción.

 

 

9. Ajo

 

El componente activo en el ajo es la alicina, un compuesto que se ha demostrado que mata las células cancerosas en múltiples estudios de probeta.

 

Varios estudios han encontrado una asociación entre el consumo de ajo y un menor riesgo de ciertos tipos de cáncer.

 

Un estudio de 543,220 participantes halló que aquellos que comían muchas verduras Allium, como ajo, cebollas, puerros y chalotes, tenían un menor riesgo de cáncer de estómago que aquellos que rara vez las consumían.

 

Un estudio de 471 hombres mostró que una mayor ingesta de ajo se asoció con un menor riesgo de cáncer de próstata.

 

11. Tomates

 

El licopeno es un compuesto que se encuentra en los tomates y que es responsable de su vibrante color rojo y de sus propiedades anticancerígenas.

Varios estudios han descubierto que una mayor ingesta de licopeno y tomates podría reducir el riesgo de cáncer de próstata.

 

Una revisión de 17 estudios también encontró que una mayor ingesta de tomates crudos, tomates cocidos y licopeno se asociaron con una reducción del riesgo de cáncer de próstata.

 

Otro estudio de 47,365 personas encontró que una mayor ingesta de salsa de tomate, en particular, estaba relacionada con un menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

 

Para ayudar a aumentar su consumo, incluya una o dos porciones de tomates en su dieta cada día agregándolos a sándwiches, ensaladas, salsas o platos de pasta.

 

Aún así, recuerde que estos estudios muestran que puede haber una asociación entre comer tomates y reducir el riesgo de cáncer de próstata, pero no tienen en cuenta otros factores que podrían estar involucrados.

 

Referencias

  1. Li Y, Zhang T, Korkaya H, Liu S, Lee HF, Newman B, et al. Sulforaphane, a dietary component of broccoli/broccoli sprouts, inhibits breast cancer stem cells. Clin Cancer Res [Internet]. 2010 May 1 [cited 2018 Sep 21];16(9):2580–90. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20388854
  2. Wu QJ, Yang Y, Vogtmann E, Wang J, Han LH, Li HL, et al. Cruciferous vegetables intake and the risk of colorectal cancer: a meta-analysis of observational studies. Ann Oncol [Internet]. 2013 Apr [cited 2018 Sep 21];24(4):1079–87. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23211939
  3. Fallahzadeh H, Jalali A, Momayyezi M, Bazm S. Effect of Carrot Intake in the Prevention of Gastric Cancer: A Meta-Analysis. J Gastric Cancer [Internet]. 2015 Dec [cited 2018 Sep 21];15(4):256. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26819805
  4. Xu X, Cheng Y, Li S, Zhu Y, Xu X, Zheng X, et al. Dietary carrot consumption and the risk of prostate cancer. Eur J Nutr [Internet]. 2014 Dec 12 [cited 2018 Sep 21];53(8):1615–23. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24519559
  5. Kunzmann AT, Coleman HG, Huang W-Y, Kitahara CM, Cantwell MM, Berndt SI. Dietary fiber intake and risk of colorectal cancer and incident and recurrent adenoma in the Prostate, Lung, Colorectal, and Ovarian Cancer Screening Trial. Am J Clin Nutr [Internet]. American Society for Nutrition; 2015 Oct [cited 2018 Sep 21];102(4):881–90. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26269366
  6. Thomasset S, Berry DP, Cai H, West K, Marczylo TH, Marsden D, et al. Pilot Study of Oral Anthocyanins for Colorectal Cancer Chemoprevention. Cancer Prev Res [Internet]. 2009 Jul 1 [cited 2018 Sep 21];2(7):625–33. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19584076
  7. Allen RW, Schwartzman E, Baker WL, Coleman CI, Phung OJ. Cinnamon Use in Type 2 Diabetes: An Updated Systematic Review and Meta-Analysis. Ann Fam Med [Internet]. 2013 Sep 1 [cited 2018 Sep 21];11(5):452–9. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24019277
  8. Wu L, Wang Z, Zhu J, Murad AL, Prokop LJ, Murad MH. Nut consumption and risk of cancer and type 2 diabetes: a systematic review and meta-analysis. Nutr Rev [Internet]. 2015 Jul [cited 2018 Sep 21];73(7):409–25. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26081452
  9. Bonaccio M, Di Castelnuovo A, De Curtis A, Costanzo S, Bracone F, Persichillo M, et al. Nut consumption is inversely associated with both cancer and total mortality in a Mediterranean population: prospective results from the Moli-sani study. Br J Nutr [Internet]. 2015 Sep 27 [cited 2018 Sep 21];114(05):804–11. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26313936
  10. Stoneham M, Goldacre M, Seagroatt V, Gill L. Olive oil, diet and colorectal cancer: an ecological study and a hypothesis. J Epidemiol Community Health [Internet]. 2000 Oct [cited 2018 Sep 21];54(10):756–60. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10990479
  11. Carroll RE, Benya R V., Turgeon DK, Vareed S, Neuman M, Rodriguez L, et al. Phase IIa Clinical Trial of Curcumin for the Prevention of Colorectal Neoplasia. Cancer Prev Res [Internet]. 2011 Mar 1 [cited 2018 Sep 21];4(3):354–64. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21372035
  12. Tsai J-R, Liu P-L, Chen Y-H, Chou S-H, Cheng Y-J, Hwang J-J, et al. Curcumin Inhibits Non-Small Cell Lung Cancer Cells Metastasis through the Adiponectin/NF-κb/MMPs Signaling Pathway. Chen JJW, editor. PLoS One [Internet]. 2015 Dec 10 [cited 2018 Sep 21];10(12):e0144462. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26656720
  13. Dorai T, Cao Y-C, Dorai B, Buttyan R, Katz AE. Therapeutic potential of curcumin in human prostate cancer. III. Curcumin inhibits proliferation, induces apoptosis, and inhibits angiogenesis of LNCaP prostate cancer cells in vivo. Prostate [Internet]. 2001 Jun 1 [cited 2018 Sep 21];47(4):293–303. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11398177
  14. Bat-Chen W, Golan T, Peri I, Ludmer Z, Schwartz B. Allicin Purified From Fresh Garlic Cloves Induces Apoptosis in Colon Cancer Cells Via Nrf2. Nutr Cancer [Internet]. 2010 Sep 23 [cited 2018 Sep 21];62(7):947–57. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20924970
  15. Chen J, Song Y, Zhang L. Lycopene/tomato consumption and the risk of prostate cancer: a systematic review and meta-analysis of prospective studies. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo) [Internet]. 2013 [cited 2018 Sep 21];59(3):213–23. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23883692

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like…

¿Qué es el índice glucémico y cómo usarlo a tu favor?

¿Qué es el índice glucémico y cómo usarlo a tu favor?

El índice glucémico es una herramienta que se utiliza a menudo para promover una mejor gestión del azúcar en sangre. Varios factores influyen en el índice glucémico de un alimento, incluida la composición de nutrientes, el método de cocción, la madurez y el nivel de...

Niños quisquillosos para comer o Picky Eaters

Niños quisquillosos para comer o Picky Eaters

Lo has intentado todo: el chantaje, la súplica, las nuggets de pollo con forma de dinosaurio. Y aún así, tu niño no come. No estás solo. Los niños pequeños son conocidos por su selectividad cuando se trata de comida. Si bien puedes pensar que estás solo en la lucha...

Leche de vaca y lácteos: ¿Buenos o malos para tu salud?

Leche de vaca y lácteos: ¿Buenos o malos para tu salud?

La leche de vaca es un alimento básico diario para muchas personas, y lo ha sido durante milenios. Si bien sigue siendo un alimento popular, estudios recientes sugieren que la leche puede tener efectos nocivos en el cuerpo. Otras investigaciones, sin embargo, señalan...

css.php